spyworld

96 Miracle Mile Coral Gables, Florida 33134
Spyworld42@outlook.com
305-542-4600
USA Eastern Time hours 10 am to 7 pm Monday thru Saturday

Una cámara oculta también denominada "cámara espía", es una cámara de fotos o de vídeo usada para filmar a las personas sin su conocimiento. La cámara está "oculta o escondida" ya que, o bien no es visible para el sujeto que está siendo filmado, o es camuflada con la forma de otro objeto.

 

Las cámaras escondidas se han hecho muy populares para la vigilancia del hogar, y pueden ser incorporadas en objetos domésticos comunes, tales como detectores de humo, despertadores, plantas o teléfonos móviles. El uso de una cámara oculta siempre es una buena opción, ya sea para controlar a la niñera que se queda con tus hijos, descubrir si tu pareja te es infiel, conocer los comportamientos de tus empleados o cualquier otro motivo que te haya provocado especial interés por el uso de un mecanismo de espionaje. El hecho es que aunque no son muy complicados, sí requieren un mínimo de atención para no encontrarte ninguna sorpresa y conseguir tu objetivo que es dar con la verdad.

 

Un aspecto muy importante es la legalidad de las cámaras espías escondidas. No sólo las cámaras para vigilar a las niñeras son legales en todos los estados de Estados Unidos, sino que una persona filmando en su hogar no tiene la obligación de informarlo. Como resultado, si te preguntan si hay una cámara escondida que vigila, tu como dueño no tienes porqué decir la verdad.

 

Pero lo que si debes de tomar en cuenta son las leyes de privacidad, que en 13 estados prohíben la instalación no autorizada de cámaras en zonas que se consideran de carácter privado. Dentro de las leyes de privacidad, un lugar privado puede ser descrito como un lugar donde las personas pueden esperar estar a salvo de las cámaras; de nuevo, estos son típicamente lugares tales como vestuarios, vestidores, y baños e inodoros.

Los derechos de la Cuarta Enmienda dicen que los baños, inodoros, habitaciones de moteles y hoteles y vestuarios son zonas donde el público tiene una expectativa razonable de privacidad. Varios estados prohíben el acto de traspaso a la propiedad privada para llevar a cabo la vigilancia de las personas dentro de la misma propiedad.

 

Hoy en día, las cámaras espías escondidas pueden ser compradas por cualquier persona a precios tan bajos como 6 dólares, y estas cámaras modernas pueden ser tan pequeñas como un llavero y grabar vídeos en alta resolución. Las cámaras escondidas también pueden ser utilizadas comercialmente o industrialmente como cámaras de seguridad. Y Spy World Tienda Miami te ofrece una gran cantidad de modelos de cámaras escondidas para que lleves tus objetivos de espionaje y seguridad a cabo.

Debido a que hay situaciones en nuestra vida diaria que nos plantean la necesidad de poder captar en ese preciso momento en forma de grabaciones de video todo lo que está sucediendo, pero de una forma totalmente oculta. Entonces es cuando nos preguntamos dónde podríamos colocar una cámara escondida. No se trata simplemente de tener la cámara más pequeña y ocultarla en el sitio más discreto posible. Tenemos que tener en cuenta una serie de factores para poder saber cuál es el lugar ideal donde colocar nuestra cámara espía.

 

Parece una labor fácil, divertida y útil pero para que realmente sea efectiva y tenga éxito debes conocer algunas claves básicas que te ayuden a no levantar sospechas y, mucho menos, a no ser descubierto y no sufrir posibles consecuencias. Si consideras que eres capaz de llevarlas a cabo, entonces es el momento de ponerte manos a la obra con estos consejos que Spy World tienda Miami te ofrece en este artículo.

 

Para saber qué tipo de cámara deberías esconder en tu casa, es muy importante el lugar donde quieres ubicarla, un despacho, un comercio, una habitación o quizás llevarla contigo encima. Dependiendo del lugar a vigilar, podremos optar por una cámara escondida en un objeto (llavero, bolígrafo, adaptador de corriente, reloj,…) o una micro cámara que escondas tu mismos detrás o dentro de algún objeto, teniendo la suma precaución de que además de quedar totalmente oculta, tengamos suficiente campo de visión.

 

Por ejemplo, puedes colocar unas cámaras cerca de las puertas y las ventanas si te preocupas de que alguien ingrese a tu casa mientras no estás. Podrías colocar una cámara con dirección hacia tu cama o hacia el asiento del copiloto del vehículo de tu pareja si sospechas que te es infiel. Podrías apuntar la cámara hacia la cuna de tu bebé si te preocupa la manera en que la niñera lo trata. Podrías verificar si hay otros animales frecuentando el tazón de comida que dejas para los gatos de tu vecindario si solo quieres alimentar a estos últimos.  Podrías querer que la cámara se mantenga camuflada para evitar que alguien la robe, si vives en un área en la que los transeúntes pueden verla.

 

En una habitación hay pocas opciones dónde ocultar las cámaras ya que debes buscar un lugar apropiado donde puedas ocultar la cámara, los cables y la batería que sean requeridos dependiendo del tipo de cámara espía a emplear, además de captar una mejor imagen sin levantar sospechas, y más si la persona que quieres vigilar es alguien que conoce perfectamente el lugar. Entonces tendrías que tener mucho cuidado en el sitio a elegir, o el objeto a incorporar con la cámara integrada para que la persona a vigilar no sospeche de un objeto nuevo incorporado. Una buena opción para este caso podría ser un reloj despertador con cámara oculta, pues es un elemento que aunque se incorpore nuevo, siempre está presente en un dormitorio. También puedes colocarla en un librero, rejillas de ventilación o incluso en osos de peluche, si usas una cámara que produce sonidos al alejar o acercar la toma remotamente,  procura ubicar la cámara en un lugar lejano donde no pueda ser escuchada.

 

Si pretendes colocar una cámara escondida en otro lugar de tu casa, como puede ser el salón o la habitación de tus niños, podrías emplear una micro cámara del tamaño de un botón que puedas ocultar por ejemplo detrás de un cuadro, las cortinas o un juguete de la habitación de tus hijos. Así como también una cámara que esté escondida en un mando de televisión.

En cambio si quieres tener constancia de determinadas situaciones que puedan suceder en un despacho, oficina o entorno laboral, quizás podrías pensar en cámaras que ya están ocultas en diferentes objetos que pasan también desapercibidos en dicho entorno, como por ejemplo un adaptador de corriente, un perchero o un termo de agua. O quizás esconder una micro cámara detrás de algún libro en una estantería o oculta en algún elemento de decoración como alguna planta.
 
Lo primero que se recomienda para poder ocultar adecuadamente una cámara de esta clase es comprar cámaras espías pequeñas, de preferencia aquellas que están camufladas con otros objetos, te recomendamos visitar nuestra tienda en Miami para que puedas elegir la cámara que más se adapte a tus necesidades.

También debes colocar la cámara en un objeto que puedas mover con facilidad, así como un objeto y un lugar que tengan poca probabilidad de moverlo. Asegúrate de encender el monitor o que el receptor inalámbrico esté grabando, en estos casos las mini cámaras espías tienen un grabador de video digital, por lo que son más útiles para la tarea de vigilar a alguien sin que este se percate.

 

Si quieres esconderla en tu automóvil, cualquier objeto sirve para esconder la cámara espía inalámbrica, como una figura de adorno que se coloca en el tablero o el clip donde se colocan las gafas para el sol; si quieres que sea más difícil de encontrar puedes ocultarla en algún lugar de tu automóvil, como en las rejillas del aire acondicionado, en la funda de los asientos o incluso en el volante, implica más trabajo pero será más difícil descubrir la cámara.

 

Revisa la cámara para ver si la vista se dirige naturalmente al lugar en el que se encuentra. Ciertas disposiciones atraerán más la atención que otras. Evita ciertos lugares a los que tu objetivo podría mirar directamente con frecuencia. Mantén la cámara significativamente por encima o debajo del nivel promedio de la vista. Pídele a alguien que busque la cámara que has instalado en un lugar en particular. Si esa persona no puede encontrarla con el conocimiento de que está allí, otra persona que no la sospecha tiene la misma cantidad de probabilidades de identificarla. Sin embargo, si la encuentra rápidamente, escoge otro lugar y prueba de nuevo.

 

Algunos ejemplos de unos buenos lugares de escondite que no se le ocurrirían normalmente a las personas son el interior de un conducto de ventilación, dentro de una alarma falsa de incendio o debajo de un mueble. Algunos ejemplos de malos lugares de escondite son los lugares a los que la vista se atrae con frecuencia, como las zonas cerca a las pinturas, los interruptores de luz y la televisión.

 

Finalmente debes asegurar la cámara espía con cinta o algún otro producto, si es que está instalada en algún lugar donde el viento o las corrientes de aire puedan moverla.

 

Luego de decidir el lugar haz varias pruebas antes de poner la cámara en acción, no sólo por ti sino por si la cámara sufre algún defecto de fabrica, estar a tiempo de cambiarla, tanto del micrófono como de la imagen. Haz pruebas de enfoque y comprueba que la dirección es correcta y no se graba el suelo o el techo. Además de chequear el audio.

 

Una cámara espía oculta puede tener cables o ser inalámbrica. En el primer caso estará conectada a un televisor, una videograbadora o a una grabadora de vídeo digital (DVR), mientras que una cámara escondida inalámbrica puede utilizarse para transmitir una señal de video a un receptor dentro de un radio pequeño (hasta unos pocos cientos de metros).

 

Asegúrate de que las pilas de la cámara tienen la duración necesaria para no dejar a medias lo que has empezado. Por eso, es especialmente importante que tu cámara esté provista de la mayor batería que haya en el mercado. El objetivo de la cámara siempre mantenlo bien limpio para no falsear la realidad y no dar pie a errores.

 

Coloca la cámara cerca de una fuente de alimentación externa si es de cable. Si bien es cierto que muchas cámaras escondidas modernas funcionan con una batería, algunas se valen de una fuente externa de energía y pueden tener que conectarse a un enchufe disponible. Colócala en un lugar de tu casa cerca de un enchufe eléctrico si usa energía. El conector y los cables tendrán que esconderse o camuflarse como un aparato trivial de la casa.

 

Cambia de vez en cuando su ubicación para poder contar con todas las cartas de la baraja (por ejemplo, si deseas descubrir una infidelidad es interesante colocarla un día en el baño, otro día en el salón, otro día en el despacho o habitación, etc.). Revisa cada día tu grabación y elimina aquello que no aporte ningún valor añadido a aquello que ya conoces para no sobrecargar su capacidad y que vaya más ligera.

 

Otro aspecto importante es considerar la calidad del sonido. Tendrás que colocar la cámara en un lugar que fomente la grabación del audio si también tratas de grabar un sonido claro y preciso. Asegúrate de que esté tan cerca como sea posible a donde crees que estará el orador. La cámara no debería estar cerca de nada ruidoso, como una televisión o una radio, lo que puede acallar la voz del orador o hacer que sea difícil de comprender. Por ejemplo, si instalas una cámara en un lugar con una televisión, colócala en el lado opuesto. Colócala cerca de un sofá o una silla en donde tu objetivo podría sentarse. Cuando la instales en un automóvil, colócala lejos de los parlantes del vehículo.

 

Conecta la cámara a una red si se aplica. Algunas cámaras escondidas tienen un almacenamiento interno, mientras que otras difunden el video a través de un tipo de conexión de red, y otras tienen ambas opciones. Si la cámara se conecta a una red a través de un Ethernet o un cable USB, debe camuflarse bien y colocarse en un lugar poco notorio. Mantenla cerca de la computadora o router al que se conecta. Los modelos de cámaras de niñera más comúnmente comerciales se conectan sin cordones. Si compras este tipo de cámara, asegúrate de que se encuentre dentro del rango de una red segura inalámbrica.

 

Como puedes ver, saber lo que quieres hacer con una cámara espía es uno de los principales factores para obtener la cámara adecuada. Pero conociendo lo que está disponible actualmente en Spy World tienda espía en Miami, también te ayudará a elegir las características que necesitas.


Calidad, precio y facilidad para esconderse son tres de las principales características que debes buscar en las cámaras escondidas y Spy World tienda Miami, ubicada en 96 Miracle Mile Coral Gables Miami, Florida te ofrece esto y mucho más en artículos de espías. Además de la instalación de los equipos si usted así lo desea.

 Online Payment
Home Page | Miami Spy Store | Miami Spy Shop Store Gallery | Contact Us | Services | General Store Site Map